martes, 17 de mayo de 2011

STRAUSS KAHN O EL POR QUÉ NO TIRAR DE VISA



Bueno, bueno, bueno... así que esas tenemos. Maneja el gachó toda la pasta del mundo mundial, que ya es pasta, y no se le ocurre otra cosa al angelito que querer tener sexo de gratis. ¡Pero hombre!, tira de visa, que para eso las llevas en la cartera, y por cierto muy brillantes todas, y te ahorras este sofocón tan grande. Esto no va de socialistas o liberares, de social demócratas o de conservadores, de rojos o de azules, esto va de ser un cafre como la copa de un pino y tener toda la sangre alojada en la cabeza equivocada en el momento equivocado. Esta gente debe pensar que lo que pone debajo de sus tarjetas de visita es lo suficientemente importante como para que recién salido de la ducha en albornoz uno pueda disponer de cualquier dama que pase por ahí con o sin su consentimiento, un aquí te pillo aquí te mato pero sin reciprocidad. Lo que se dice un enérgumeno de cabo a "rabo". Insisto en lo de que manejando la economía mundial por qué no se le ocurrió a este gran hombre que hay un negocio legal o ilegal, depende de donde, que si pagas tienes, y que si pagas mucho más tienes mucho más, porque me parece del género tonto ser tan eso, tonto. ¿Y ahora qué? la France se desmorona. Tan limpia, tan pulcra ella, tan fina. ¿Qué van a decir ahora los demás. ¡El Berlusconi francés!, que humillación. Y los americanos ¿qué?, sacando al tipo esposado de su butaca en primera clase en Air France, ¡ahí es nada! Estos yankes serán lo que sean pero no se andan con leches, esto sucede en otro país y el supuéstamente inocente se va volando sin que nadie se atreva a meterle mano, esa que él si se atrevió a meter donde no debía. Y como correr es de cobardes él no corrió, él salió ligerito de su habitación no fuera a ser que a tan desagradecida señorita se le ocurriera levantar la voz y contar lo sucedido, y en este paso aligerado va el tío y se deja el móvil con toda su agenda teléfonica, con el número de Sarko, de la Bruni, de su mujer, de su amante, de su otra amante, de su ex amante, y el del radio taxi que le llevó echando hostias al JFK. Y claro ahora sale sin afeitar... es lo que tienen estas cosas. No sé si será una conspiración, una trampa o incluso un montaje de la propia chica o del Sálvame, vete tú a saber, pero a mi esto me huele mal. Vaya la presunción de inoncecia por delante pero bien bien la verdad que no pinta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario