lunes, 17 de octubre de 2011

¿HASTA CUÁNDO?


Despierto en la única ciudad del mundo que se asienta sobre dos continentes, Europa y Asia, y lo hago con ese sabor agridulce que proporciona convivir con una parte fudamental de la historia del mundo y de las civilizaciones y por otro lado contener la indignación al ver como las mujeres, a estas alturas de la película, siguen sin poder ejercer algunos de los derechos más fundamentales. No son todas, entiendo, porque uno no se atreve por estos lares a preguntar esas cosas,  las que van tapadas hasta los ojos pero sí son muchas más de las que la vista y el entendimiento son capaces de asimilar. Dicen que son ellas las que libremente y sin coacciones deciden asumir este rol en una sociedad en la que la religión dicta leyes y también sentencias, que en el fondo es lo que hacen todas las religiones en todas las sociedades. Yo no termino de ver tan claro que esto sea así, no termino de creer que una mujer del siglo XXI, religiosa hasta los tuétanos si quieres, tradicional si quieres, abnegada esposa si quieres también, sea capaz voluntariamente de pasar por esa, a la de muchos ojos, humillación. Sin identidad, sin derechos; me cuenta ahora un amigo por facebook que ha ido a cenar con su mujer en un país muy cerquita de dónde yo estoy ahora y que han tenido que entrar y salir por la puerta de atrás del local y su pareja ha tenido que hacerlo tapada hasta las cejas con vestimentas prestadas por los propios dueños del restaurante, y es que las mujeres tienen prohibido entrar en ciertos lugares. ¿Hasta cuándo? El día que ellas se rebelen seré el día que el mundo cambie de verdad.

1 comentario:

  1. Que interesante frase frase "El día que ellas se rebelen seré el día que el mundo cambie de verdad."

    ResponderEliminar