jueves, 23 de febrero de 2012

666666666-7-8-9-10


Me comentan de Telefónica que el teléfono que dejé el otro día para arrepentidos de haber votado al PP se ha colapsado de tal manera que han tenido que habilitar varias líneas más. Me comentan también que dese hace un par de días la gente que llama no quiere dejar su nombre y que todos se identifican como “EL ENEMIGO”. Por lo visto al principo las amables operadoras de la compañía no le deiron demasiada importancia al hecho, incluso pensaron que se trataba de alguna broma, pero que a la vista de la cantidad de “ENEMIGOS” que han empezado a aparecer se han asustado un poco y han dado parte a sus superiores que a su vez han trasladado esta inquietud hasta el gobierno de nación no vaya a ser que nos encontremos ante una amenaza terrorista de primer orden  y estemos aquí como si tal cosa más preocupados por si Guardiola renueva o no que por este desconcertante fenómeno de florecientes “ENEMIGOS”. Ya hace muchos años el gran Gila llamó por teléfono y también se identífico como el enemigo pero no recuerdo que en ese momento apareciesen antidisturbios para aporrearlo sin piedad con sus porras, ¡y eso que estaban en plena guerra! Igual hemos dado otro paso atrás y volvemos al conmigo o contra mi tan característico de una época que creíamos ya pasada, espero que no y que todos tengamos derecho a expresarnos y a protestar sin ser considerados “EL ENEMIGO” y sobre todo sin ser golpeados por ello.  A este paso Telefónica se queda sin líneas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario